Escuela

La música tiene el don de acercar a las personas. Todos los que viven en contacto directo con la música aprenden a vivir en entornos de respeto mutuo y a establecer comunicaciones más armoniosas. Igualmente desarrolla la mente y la sincroniza con los sentidos, mejora la memoria y la capacidad de aprendizaje y proporciona la estabilidad emocional necesaria para participar en actividades colectivas. El orgullo y la satisfacción que proporciona la consecución del reto que representa tocar un instrumento acaba proyectándose también a todas las áreas de nuestra vida.

Conseguir que nuestros alumnos llenen su vida de música es el propósito y la pasión de PROART MUSICA. Nuestras escuelas son únicas en el mundo.

Nuestros estudiantes aprenden a tocar desde el primer día de una forma que combina el aprendizaje natural y la diversión, atendiendo a clase 90 minutos semanales en un solo día.

kids

Si algo caracteriza al proyecto de PROART MUSICA es su compromiso permanente de investigación y desarrollo para conseguir que el aprendizaje de la música  sea atractivo y dinámico.  La sección dedicada a Investigación y Desarrollo esta formada por músicos profesionales, profesores, pedagogos, informáticos, ilustradores y creativos,  coordinados desde su sede central en Palma de Mallorca, y que llevan mas de 20 años participando en el desarrollo de metodologías propias que permitan tocar el piano y disfrutarlo desde el primer día independientemente de la edad o el talento y sin necesidad de tediosas lecciones de solfeo.

Cuando nuestros alumnos o sus padres nos piden cual es nivel al cual se podría llegar tocando el piano, nosotros les proponemos la siguiente analogía,  para que nuestra respuesta se pueda entender de una forma fácil y rápida.  Cualquier persona puede llegar a tocar el piano al mismo nivel que puede escribir. No todo el mundo escribe profesionalmente, sólo unos pocos conseguirán ser escritores, pero casi todos consiguen hacerlo a un nivel que les permite comunicarse. En PROART MUSICA aspiramos a que todo el mundo toque el piano al mismo nivel que escribe, sin renunciar a llevar a cada persona a su potencial máximo, pero también estando dispuestos a aceptar que dicho potencial no tiene porque coincidir con el nivel de satisfacción que cada uno marque para sí mismo.

Para conseguir tal fin, hemos tenido que replantearnos todos aquellos enfoques que tradicionalmente se han venido utilizando, por solo permitir el acceso a unos estudios de música a personas con un nivel mínimo de talento y perseverancia. Todo nuestro trabajo  de enseñanza e  I+D  va dirigido a cambiar la tan aceptada creencia de que el aprendizaje de un instrumento es solo posible para aquellos que reunen las cualidad necesarias. Después de más de 20 años de trabajo, nuestra realidad es muy distinta a la tradicional. Nuestros alumnos llegan a PROART MUSICA a una edad muy temprana (desde  los 3 años), disfrutan de la música desde una papel activo y nos dejan  porque se marchan a realizar estudios universitarios.  Aunque la experiencia nos ha enseñado que el mayor beneficio educativo se obtiene cuanto más temprano se empieza, son muchos los alumnos  de otras edades, incluyendo adolescentes y adultos,  que han decidido incorporar para siempre en sus vidas el placer que aporta el poder tocar el piano, aunque no lleguen a ser virtuosos.